Historia
El Gobierno del Estado de Coahuila en busca del Empoderamiento de las Mujeres

Durante la década de 1980 se registraron en el mundo grandes movilizaciones sociales que pugnaban por la búsqueda de derechos y condiciones más igualitarias para las mujeres. Desde luchas encabezadas en Estados Unidos de América y Europa, se configuró un espacio de redefinición de derechos e instituciones políticas que continúa hasta nuestros días.

Sin embargo, fue hasta los primeros años del siglo XXI, que estas luchas vieron materializados sus esfuerzos en acciones institucionales concretas, reformando el sistema legal y construyendo nuevos procesos en pro de las mujeres en el mundo, en México y en el Estado de Coahuila de Zaragoza.

Uno de los pasos importantes en esta vía fue la creación del Instituto Nacional de las Mujeres a través del decreto del 12 de enero de 2001. Con ello, los derechos de las mujeres, la promoción y fomento de condiciones nacionales para erradicar la discriminación, crear una efectiva igualdad de oportunidades y de trato igualitario entre hombres y mujeres, se institucionalizaba para ser implementada como una política pública a favor de las mujeres mexicanas.

Por vez primera había en este país una institución que velaba de manera directa, en su mandato institucional por “el ejercicio pleno de todos los derechos de las mujeres y su participación equitativa en la vida política, cultural, económica y social del país”.

La institucionalización de la política pública focalizada en los derechos de las mujeres y niñas del país carecía de una normatividad, es hasta el 2 de agosto de 2006 que se expide la Ley General para la Igualdad entre Mujeres y Hombres; así como la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, publicada el 1 de febrero de 2007. El primero de estos marcos normativos señala que los gobiernos estatales y el federal deben conducir la política local de igualdad, así como la creación y el fortalecimiento de las instituciones para lograr estos fines. La segunda de estas leyes tiene como objetivo prevenir, sancionar y erradicar los diferentes tipos de violencia que se detectan hacia las mujeres, tipificados en esta ley como violencia psicológica, física, patrimonial, económica y sexual.

Así pues, en el año 2001 se creó por decreto el Instituto Coahuilense de las Mujeres, el cual tuvo como objeto “formular, coordinar, dar seguimiento y evaluar el Programa Estatal de las Mujeres y las acciones encaminadas a ampliar y profundizar el mejoramiento de sus condiciones de vida, su desarrollo integral y su participación plena en la vida económica, política, cultural y social del Estado”. A su vez, se faculta al Instituto para que articule a las distintas organizaciones de la sociedad civil e instancias públicas y privadas para erradicar la discriminación hacia las mujeres.

En 2007 se publicó la Ley para Promover la Igualdad y Prevenir la Discriminación en el Estado de Coahuila de Zaragoza, que garantiza la igualdad real de oportunidades y trato de las personas y “prevenir toda forma de discriminación en contra de cualquier persona, motivada por razones de origen étnico o nacional, género, edad, discapacidad, condición social, económica o de salud, estado de gravidez, lengua, religión, expresión de las ideas u opiniones, preferencias sexuales, estado civil, filiación e identidad política, o cualquier otra que atente contra la dignidad humana.

Pero es hasta el año 2012 que se verifican esfuerzos más focalizados en la atención y la garantía de derechos para las mujeres en Coahuila, en aquel año el Instituto se transformó en la Secretaría de las Mujeres, constituyéndose su reglamento el día 18 de octubre de 2013.

La importancia de la creación de esta secretaría es que facilita el proceso a partir del cual se instauran y se ejecutan las políticas públicas encaminadas a hacer efectivos los derechos de las mujeres, al conformarse como secretaría, forma parte del gabinete del gobernador, teniendo un lugar en las reuniones del ejecutivo. Con ello se logró una interlocución y constitución de acuerdos directos con el primer mandatario estatal.

El 8 de marzo de 2016 se decretó la Ley de Acceso de las Mujeres a una Vida libre de Violencia para el Estado de Coahuila de Zaragoza, en ella se contemplan los tipos de violencia psicológica, física, patrimonial y económica -como se refiere en la Ley general- sin embargo, se incluyen también a la violencia sexual, violencia en contra de los derechos sexuales y reproductivos de las personas, violencia obstétrica, violencia política, violencia feminicida y violencia mediática o publicitaria. Esta ley tiene como principal objetivo la protección y atención a las mujeres víctimas de violencia o en situaciones que las ponen en riesgo potencial; sin embargo, también contempla aquellas encaminadas a la prevención, atención, sanción y erradicación de la violencia de género.

En 2016 se avanzó de manera prolífica en la normatividad y acciones afirmativas a favor de las coahuilenses. Es de destacar los esfuerzos conjuntos llevados a cabo entre la Secretaría de las Mujeres del Estado y ONU Mujeres, en pro de la armonización legislativa en la materia, que instituya orden y focalización a todas las leyes del Estado para la protección de las mujeres y niñas, los principales resultados se manifiestan en el documento “Armonización legislativa para la no discriminación y la protección de los derechos humanos de las mujeres en el Estado de Coahuila de Zaragoza”.

Respecto al Código Penal del Estado, es importante señalar que ahora se incluye dentro de éste al feminicidio, las circunstancias para ser tipificado y las penas correspondientes. A su vez se agrega la discriminación por razón de género en el artículo 239, así como las figuras y sanciones por esterilidad provocada (artículo 243 y 244); se estipulan las sanciones y figura típica de la violación (artículo 224); se señalan las causales de abuso sexual (artículo 226), acoso sexual y hostigamiento sexual (artículo 236).

Aunado a los mecanismos de congruencia normativa, señalados anteriormente, a través de la armonización legislativa, las acciones efectivas en pro de la protección de las mujeres víctimas de violencia tuvo un impulso sin precedentes con la creación de los Centros de Justicia y Empoderamiento para las Mujeres, instituidos en el decreto publicado el 8 de marzo de 2013.

A inicios de 2017 hubo avances importantes en materia de igualdad y no discriminación hacia las mujeres en puestos de toma de decisión, pues en aquel año se modificó la Ley de Igualdad entre Mujeres y Hombres, con la finalidad de favorecer el trabajo legislativo con perspectiva de género, promover acciones tendientes a la participación y representación equilibrada entre ambos géneros dentro de sus partidos y agrupaciones políticas; así como en los procesos de selección, contratación y ascensos en el servicio civil de carrera de los tres poderes en la entidad. Esta modificación a la ley significó la garantía de representación equitativa para las mujeres en las instancias políticas y administrativas en Coahuila.

Finalmente, durante los primeros días de 2018, la Secretaría de las Mujeres en esta entidad regresó a su forma jurídica y administrativa como Instituto Coahuilense de las Mujeres, a través del decreto publicado en el Periódico Oficial del Estado con fecha de 12 de enero de 2018. Lo cual implica que esta institución se convierte en un órgano desconcentrado de la Secretaría de Gobierno a través de la cual se formularán, conducirán, ejecutarán, dará seguimiento y evaluación “de los programas y políticas estatales en las materias de derechos humanos de las mujeres e igualdad entre mujeres y hombres”.

Historia